care.org.ec

Pronunciamiento CARE situación de violencia en Ibarra y en Ecuador

Como CARE debemos pronunciarnos y  movilizarnos ante el lamentable comunicado presidencial sobre el femicidio ocurrido contra Diana en Ibarra, y las agresiones contra ciudadanos venezolanos que buscan refugio y protección en el Ecuador, ocurridas durante la noche del domingo 20, y mañana del lunes 21 de enero, principalmente en la ciudad de Ibarra.

Es urgente que contrarrestemos el odio xenófobo fomentado por el pronunciamiento del Presidente, que no ubica la responsabilidad en el Estado ecuatoriano sobre la situación generalizada de violencia contra las mujeres y la falta de actuación de la policía y el sistema de justicia. Mucho más cuando sabemos que la gran mayoría de los 600 femicidios ocurridos en el Ecuador desde 2014, y la última y terrible agresión sexual contra Martha, ocurrida la semana anterior, fue provocada por hombres ecuatorianos.

La violencia machista no está vinculada con una nacionalidad, sino con las relaciones asimétricas de poder y las brechas de inequidades que se siguen manteniendo entre las mujeres y los hombres en la mayorías en las esferas políticas, económicas, sociales, culturales, educativas, en Ecuador existen varios ejemplos de estas brechas.

Para ello, nos demandamos de acciones inmediatas que cuestionen el discurso político hasta las estructuras sociales y la política pública. El compromiso es a todo nivel, e incluye a ciertos medios de comunicación que de manera irresponsable fortalecen narrativas sancionadoras, xenófobas y machistas, que en lugar de informar, desinforman y emiten criterios de valor.

Hacemos un llamado a combatir la violencia, con presupuestos y políticas públicas que promuevan una cultura de respeto y solidaridad, y favorezcan la transformación de patrones socioculturales e imaginarios que están en la base de la perpetuación de situaciones de violencia machista.

Llamamos al país a enfrentar de manera oportuna e integral, la falta de actuación para combatir la violencia de género y garantizar el acceso a la justicia y la reparación de derechos de sus sobrevivientes; demandamos la formación de una policía que tenga como prioridad la protección de las y los ciudadanos, independientemente de su identidad de género, edad y nacionalidad; y exigimos la puesta en marcha de políticas migratorias  dirigidas a la integración y el respeto de los derechos de todas y todos. Exigimos se cumpla con dispuesto por la Constitución de la República del Ecuador que todas y todos independientemente de su sexo, edad, pertenencia étnica, estatus migratorio podamos ejercer nuestro derecho a una vida libre de violencia.

Basta de llamar a la violencia,

Como CARE vamos a continuar con nuestro compromiso de actuar  y de generar respuestas dirigidas a la protección, el respeto a la vida y a la diversidad.

0 Comments