CARE es una organización Internacional, sin fines de lucro, que contribuye a la reducción de la pobreza. Está presente en Ecuador desde 1962, de conformidad con el Convenio Firmado por el Presidente de la República de ese entonces Dr. Carlos Julio Arosemena Monroy y el Director Mundial de CARE, publicado en el Registro Oficial No. 65 del 25 de Enero de 1962 y ratificado mediante el Convenio Básico de Cooperación Internacional, publicado en el Registro Oficial No. 139 del 27 de Febrero de 2010.

Durante el período de presencia de CARE en el Ecuador, se marcan tres etapas institucionales. La primera va desde 1962 a 1975 y la caracteriza la asistencia social . La segunda va desde 1975 a 1988 y la define el acercamiento hacia el desarrollo social . Y, la tercera va desde 1988 hasta estos tiempos, en donde la búsqueda de la utopía de la superación de la pobreza y el desarrollo humano sostenible son las constantes que movilizan a todo el equipo técnico y administrativo de la oficina de país.

La asistencia social consistió en programas de alimentos, nutrición y huertos escolares. La provisión de suplementos alimenticios, la recuperación y educación nutricional fue realizada en forma conjunta con la Organización Panamericana de la Salud “OPS”, Fondo de las Naciones Unidas para la Agricultura “FAO”, Ministerio de Salud Pública, Ministerio de Educación y Cultura, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional “USAID”, entre otros. La asistencia social también abarca la respuesta a emergencias. Y es así que, en 1970, aproximadamente 90.000 personas de las zonas afectadas por el terremoto en la provincia de Loja, recibieron asistencia y solidaridad. Fueron aliados en este esfuerzo el Gobierno ecuatoriano y el Ministerio de Salud Pública.

Así también, en los años 69 y 70, se dio la primera intervención programática en el tema de agua. En las provincias de Loja, Bolívar, Chimborazo, Cañar y Azuay se instalaron más de 2.000 bombas de agua. Para los años 70 al 75, se fortaleció el programa de medicina rural ejecutado en las provincias de Loja, Cañar y Azuay.

Durante estos primeros trece años de presencia en el Ecuador, se definieron algunas prioridades programáticas en las que CARE ha adquirido una basta experiencia y conocimiento. De esta manera, los procesos de desarrollo empiezan a formar parte de las intervenciones de CARE.

El programa de alimentos concluye e inicia la implementación de un proyecto de sistemas de agua para comunidades rurales. Victoria del Portete, una comunidad de la provincia del Azuay, es donde surge esta nueva propuesta. El cambio de estrategia vinculó a la provisión de servicios de agua con la capacidad organizativa de la comunidad; a la administración, operación y mantenimiento comunitario de los sistemas; y a la educación de niños y niñas.

Esta primera iniciativa fue financiada por el Gobierno de Canadá y CARE Canadá. Con esta intervención nacieron los asocios más fuertes que ha tenido CARE en el Austro, con Municipios, Consejos Provinciales y con las comunidades más pobres de la región. Bajo este nuevo concepto al menos 184 proyectos y sistemas de agua beneficiaron a 122.481 personas participantes.

Se continuó con proyectos forestales y de riego en la sierra, que son relacionados con actividades educativas en colegios. El Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Consejo Provincial y voluntarios del Cuerpo de Paz fueron participantes en esta iniciativa.

La salud, el agua y el manejo de los recursos naturales vinculados a la organización comunitaria y a los procesos educativos constituyeron los elementos claves de las estrategias en este segundo período.

El reto más grande para CARE Ecuador, en su historia, se origina a partir de 1988. La sostenibilidad y la integralidad perfilan el inicio de una estrategia clave que es la utopía de la superación de la pobreza y el desarrollo humano sostenible .

De esta manera, CARE Internacional en Ecuador definió su enfoque programático que abarca temas sobre educación; salud; agua, saneamiento y salud ambiental; democracia y gobernabilidad; recursos naturales y desarrollo económico.

Los proyectos ejecutados y el trabajo que realiza desde 1962 son una prueba tangible del compromiso adquirido para apoyar y contribuir con la construcción de una sociedad más justa y equitativa, en donde cada persona se responsabiliza por el bienestar de los demás.

Dentro de los logros alcanzados, durante los últimos treinta años se ha implementado el 26% del total de sistemas de agua, en el ámbito rural. Durante los últimos diez años:

  • Más de 1´000.000 personas han recibido atención en salud, a través de nuestros socios.
  • Han sido tituladas 290.000 hectáreas de tierras ancestrales.
  • 250.000 hectáreas bajo planes de manejo integrado.
  • 90.000 hectáreas han sido conservadas y manejadas adecuadamente en 8 provincias de la sierra.
  • Se ha fortalecido técnica y administrativamente a las ONG ecuatorianas EcoCiencia, Jatun Sacha y Fundación Espacios, entre otras.

En los últimos cinco años:

  • Se ha apoyado al desarrollo y cumplimiento de la Normativa Forestal , lo cual permitió instrumentalizar en forma práctica los cambios introducidos en el reglamento de la Ley Forestal y de Áreas Naturales y Vida Silvestre.
  • Estamos fortaleciendo a 55 de los 220 Municipios del Ecuador.
  • Más de 200.000 personas reciben atención en salud sexual y reproductiva, a través de nuestros socios.
  • 22 cantones de las provincias de Loja, El Oro y Morona Santiago practican adecuadamente la gestión integral de residuos sólidos.

Actualmente, todos los proyectos y programas están alineados y comprometidos con los objetivos de desarrollo del milenio con el objeto de aunar esfuerzos para contribuir con la reducción de la pobreza.